El oscuro pasado del nigromante (rol)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El oscuro pasado del nigromante (rol)

Mensaje  Cmatagar el Miér Ene 16, 2013 4:17 pm

Dado que mi personaje fue fanfarroneado en demasía por mi persona y los personajes creados deben empezar en novato he decidido crear una sección en la que cuento mis misiones hasta que alcancé la gloria en la hermandad oscura. En esta sección contaré a los integrantes mi trayectoria desde un mero asesino a el Oyente de la hermandad espero que la disfrutéis.
avatar
Cmatagar
Aprendiz de Mago

Mensajes : 38
Puntos : 62
Fecha de inscripción : 29/11/2012
Edad : 23
Localización : España, Galicia, Ourense

Ficha de Personaje
Gremio: La Hermandad Oscura La Hermandad Oscura
Afiliciación: Ninguna
Nivel:
1/1  (1/1)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

No hay que separar a la familia (Misión rango E)

Mensaje  Cmatagar el Jue Ene 17, 2013 8:58 am

Fue hace más tiempo del que se puede recordar, el mundo era muy distinto a como es ahora la magia era un don temido que no debía ser usado en público y los magos residían en un solo gremio por país con varias sedes controladas desde la capital a través de la universidad arcana. Lo había perdido todo, mi familia, mis amigos, mi vida, no tenía lugar en este mundo y ante el sufrimiento solo podía evadirme haciendo lo que mejor sabía hacer, profanar. Viviendo cual animal en cuevas húmedas saqueaba cementerios locales en busca de que el conocimiento distrajera mi perturbada mente, cada día costaba más saber si era humano o monstruo y conforme seguía sus experimentos la visión del ser humano perdía el respeto que se merece pasando a ser meros objetos andantes a mi disposición. La transición de intelectual a asesino fue rápida, un día el nigromante entró en la granja alejada de una familia llamó a la puerta de la gran casa principal. En el momento que el cabeza de familia fue a abrir la puerta una extraña aura en forma de nube verde emergió del cuerpo del nigromante empujando al granjero y dicha puerta con él. El poder del hechizo era ridículo en comparación a mi talento actual y la mayor parte de este fue a parar a la puerta que se descompuso casi toda, el granjero se levantó del suelo y cargó hacia el nigromante con un trozo de la puerta con intención de acabar con el pero no fue suficiente. El nigromante lo goleó con su bastón dejándolo herido de rodillas y finalmente lo remató de un golpe seco dejándolo inmóvil en el suelo. Subiendo al piso de arriba de la casa se encontró en la habitación de matrimonio a la esposa temblando en una esquina abrazando a sus dos hijos un varón y una hembra de unos 10 y 8 años respectivamente. El nigromante se acercó lentamente a ellos, mostró su rostro con una risa infantil y despreocupada y mirándolos les dijo que todo saldría bien, acarició el pelo de los niños y rozó la mejilla de la madre, fue entonces cuando empezó a hablar en un lenguaje raro produciendo malestar en la madre hasta que se vio como su alma salía y era ingerida por el nigromante. Antes de que les diera tiempo a reaccionar el nigromante agarró a los dos niños por el cuello y los estranguló hasta que dejaron de moverse. Al acabar les cerró los ojos y tras volver a hacer el mismo hechizo las almas de los niños fueron devorados por el asesino junto con la del padre que aún no había sido rescatada por alguna parca pero una extraña sensación hizo que expulsara las almas de su cuerpo dejándolo bastante debilitado. Exhausto de tanto hechizo el nigromante se tumbó en su cama sin preocuparse siquiera por los cadáveres que habían en la sala y durmió hasta el mediodía, sin saber que una oscura sorpresa la esperaría al levantarse.
6 puntos obtenidos

Ataque / 44 = 44

Defensa / 30 = 30

Velocidad / 20 + 5 = 25

Inteligencia / 44 = 44

Resistencia / 20 + 1 = 21


Última edición por Cmatagar el Vie Ene 18, 2013 11:20 am, editado 2 veces
avatar
Cmatagar
Aprendiz de Mago

Mensajes : 38
Puntos : 62
Fecha de inscripción : 29/11/2012
Edad : 23
Localización : España, Galicia, Ourense

Ficha de Personaje
Gremio: La Hermandad Oscura La Hermandad Oscura
Afiliciación: Ninguna
Nivel:
1/1  (1/1)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Un nigromante irrumpe en la familia (Misión rango E)

Mensaje  Cmatagar el Jue Ene 17, 2013 5:39 pm

El exhausto nigromante durmió hasta el mediodía del día siguiente, no fue una noche agradable, la nigromancia lo consumía por dentro, desde que perdió las almas absorbidas su cuerpo estaba débil y tosió sangre varias veces pero el agotamiento sobrepasaba el dolor lo que le permitió descansar y estabilizarse. Al levantarse observó una figura oscura que le miraba mientras dormía, era un hombre entunicado vestido de negro, la capucha le tapaba casi todo el rostro dejando visible su sádica sonrisa. El nigromante pensó en atacar pero dada sus limitaciones por la velada de anoche se vio obligado a esperar, fue entonces cuando el hombre habló.
-Por fin nos conocemos nigromante, hemos seguido tu progreso y creemos que nos vendría bien alguien como tu en nuestra hermandad, el día de reclutarte a llegado, tu que a tantos ha profanado por fin has matado a alguien. Te preguntarás por qué perdiste tus almas, pues bien he sido yo-el nigromante hizo grandes esfuerzos por no exaltarse-la absorción de almas es algo que siempre acaba mal nigromante, los frágiles cuerpos humanos no son capaces de retener tanto poder y se descomponen era necesario forzarte a sacarlos, además que esas almas pertenecen a mi padre, pero volviendo al tema que nos atañe, un aldeano que vive en el siguiente pueblo rumbo al noroeste en la primera casa que veas debe ser asesinado y quiero que lo hagas tu, no debes preocuparte no es fuerte y es solitario si no llamas la atención lo podrás matar sin problemas e irte, hazlo y cuando nos volvamos a ver serás uno más de mi familia lo que te dará dinero poder, hogar, amigos y especímenes de prueba, la nigromancia es muy útil en nuestro trabajo. Por cierto se me olvidaba un regalo para incentivarte, esta pequeña daga de acero de ébano está afilada y deseosa de matar, úsala si lo crees necesario y hasta otra.
Tras irse el extraño visitante el nigromante se preparó para marcharse y sin aún haberse decantado por hacerlo marchó rumbo a su encargo. Al llegar al pueblo reconoció la casa en seguida y se dirigió a ella, por su aspecto de sacerdote el nigromante, con la escusa de ser un monje peregrino pidiendo hospedaje a cambio de ayudar en sus campos, se infiltró en su hogar. El hombre era cuarentón, delgado, calvo pero de aspecto rudo, posiblemente por la dura vida del campo, la ausencia de charlas con su anfitrión le hizo deducir que no era una persona sociable y normal, algo que tampoco importunaba al nigromante pues eran rasgos que tenían en común. Mientras descansaba en el cuarto de invitados escuchó un grito que venía desde el sótano, el nigromante corrió hacia el sin dudarlo y al llegar encontró una sala de torturas ensangrentada llena de mujeres y niñas, la mayoría muertas con extrañas heridas, a saber que sufrimientos experimentaron, del grupo de afligidas destacaba una joven de 11 años desnuda que lloraba. Cuando el nigromante analizaba la sala en busca de más supervivientes escuchó un ruido por la espalda, la niña gritó "cuidado" y el nigromante se giró, aunque tarde, el hombre le había herido en el hombro con un hacha, la herida no era mortal pero si dolorosa, el nigromante intentó lanzar un hechizo pero su adversario se abalanzó sobre él antes de poder reaccionar. Herido apenas si lograba esquivar sus golpes, agarrando su bastón intentó atacarle aunque fue en vano. El nigromante no tardó en ser arrinconado contra una pared así que cuando fue a recibir el último golpe de su atacante lanzó a una de las chicas aún viva que intentaba alejarse tanto como la cadena le permitiera pero acabó falleciendo por un hachazo en la cabeza. Usando la daga que recibió del asesino el nigromante aprovechó el tiempo en el que se deshacía su víctima del cadáver y clavó el cuchillo en su vientre mientras que lo abrazaba para impedir que reaccionara. Lentamente iba subiendo el cuchillo a la vez que le susurraba "tranquilo esto acabará rápido". Usando el poco maná que le quedaba cerró con magia la herida y mientras se iba las chicas que estaban vivas le suplicaba que las liberara, cansado y febril por el combate no soportaba el dolor de cabeza que sus llantos le generaban por lo que se acercó al muerto y le quitó las llaves, posteriormente se la lanzó a la niña y dijo "el que hable de mi será el siguiente en morir". Cuando se iban la niña lo miró y le sonrió, luego se fue con el resto.
Mientras intentaba irse en su patético estado a un lugar seguro acabó exhausto debajo de un árbol y decidió descansar aún sabiendo que en su estado era muy probable que no viviera para ver otro amanecer.
Al despertarse estaba una cama cómoda en una habitación oscura, con paredes de piedra similares a las de un castillo o fuerte cerca de el se encontraba el extraño encapuchado que sonreía mientras le miraba.
-No lo has hecho mal en tu estado-dijo con un tono burlesco-no tenías que hacerlo en el acto estando tan débil.
-Donde estoy-preguntó el nigromante.
-Eso importa, estás cómodo, caliente, curado y a salvo que importa lo demás.
-Aún no me has dicho quien eres-Dijo con voz fuerte el nigromante, harto de los rodeos de su compañía.
-Soy Adamus Mortgolden portavoz de la hermandad oscura, estas en uno de mis santuarios y tu eres mi nuevo hermano pequeño que serás un gran asesino y mejor nigromante si Shittis lo desea pero por ahora descansa cuando te recuperes habrá muchos cambios en tu vida y conocerás por fin a tu verdadera familia.
Sin saber el por que el nigromante sonreía con satisfacción, se sentía feliz, algo que nunca sintió tras la perdida de su vida pasada. Tenía un futuro brillante a su alcance, volvía a ser útil y con una nueva familia. El nigromante descansó varios días seguidos hasta que se recuperó y levantó, pero eso ya es otra historia.
7 puntos obtenidos

Ataque / 44 = 44

Defensa / 30 = 30

Velocidad / 25 + 5 = 30

Inteligencia / 44 = 44

Resistencia / 21 + 2 = 23


Última edición por Cmatagar el Vie Ene 18, 2013 11:20 am, editado 1 vez
avatar
Cmatagar
Aprendiz de Mago

Mensajes : 38
Puntos : 62
Fecha de inscripción : 29/11/2012
Edad : 23
Localización : España, Galicia, Ourense

Ficha de Personaje
Gremio: La Hermandad Oscura La Hermandad Oscura
Afiliciación: Ninguna
Nivel:
1/1  (1/1)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Bienvenido a la familia (Misión rango E)

Mensaje  Cmatagar el Vie Ene 18, 2013 7:56 am

Tras varios días de reposo el nigromante por fin se despertó, su cuerpo había perdido peso algo a lo que ya estaba acostumbrado, la profanación de cadáveres suele quitar el apetito produciendo trastornos alimenticios a los nigromantes. Desorientado caminó hasta la mesa donde se reunían sus nuevos hermanos. Eran seis dos magos, tres asesinos normales y uno con una oscura presencia que no lograba identificar, en cuanto se percataron de su presencia le dieron una calurosa bienvenida. Cada uno se presentó y le ofrecían comida y bebida que tanto necesitaba, se comportaban alegres y energéticos pese a sus diferentes y variadas edades. Al acabar la comida uno de ellos se dirigió personalmente a él, era Arduz Soriter un famoso mago que desapareció en pleno campo de batalla, se decía que era cruel con sus enemigos lo que explica su presencia en la sala. Era un estereotipo de mago, ligeramente gordo, anciano, con una gran barba gris, casi calvo dejando una melena por detrás altura media y, como los demás miembros, llevaba una distintiva armadura que parecía de cuero pero era demasiado negra para serlo con una capucha que no tenía puesta en ese momento y una daga similar a la suya en el cinturón bien envainada. El era el líder de santuario y quería enseñarle la zona, le dio su armadura hecha a medida que aunque no le exigió usar el nigromante ardía en deseos de ponerla le explico para que servía cada sala y le ofreció su primer contrato oficial como miembro de la hermandad.
El nigromante se preparó para la misión, siguiendo el protocolo recomendado preguntó a sus hermanos sobre consejos y pistas, solo uno digno de mención, el otro miembro mago de la sala era Alice Fierez apodada como la viuda negra por que a su corta edad tuvo varios esposos misteriosamente asesinados era la aprendiz del líder y por ello la que más alcance de información tenía esta fue capaz de enseñarle otra vía de entrada a su objetivo más segura y rápida, tras agradecer el consejo marchó rumbo a su tarea.
El objetivo era un miembro adinerado de la comunidad que residía con un sobrino por heredero total al no tener hijos que no quería esperar a ver si su "querido tío" seguía en forma, y por primera vez fue un trabajo fácil. Una puerta secundaria usada en la parte trasera por la criada que venía a limpiar y cocinar dando esta puerta a la cocina, tenía una buena cerradura que impedía su forcejeo pero mientras la criada la abría para entrar este la durmió violentamente estrangulándola con el brazo y la llevó a dentro consigo. Una vez en la cocina hechizó con magia de muerte los ingredientes con los que se iba a preparar la comida de su amo y usando una poción de alteración de mente hizo que la criada olvidara su ataque pensando solo que se durmió.
Al regresar a la ciudad donde se encontraba el santuario escondido compró un periódico donde ponía en la sección de necrológicas que su victima tuvo una parada respiratoria poco después de su huida. Fue un contrato fácil y perfecto y su destreza con pociones y venenos llamó la atención de su líder dándole un segundo puesto de alquimista del gremio. No fue una gran misión pero fue un buen comienzo.

4 puntos obtenidos

Ataque / 44 = 44

Defensa / 30 = 30

Velocidad / 30= 30

Inteligencia / 44 = 44

Resistencia / 23 + 4 = 27
Pago por la misión 1.000 Jewels


Última edición por Cmatagar el Dom Ene 27, 2013 1:07 pm, editado 2 veces
avatar
Cmatagar
Aprendiz de Mago

Mensajes : 38
Puntos : 62
Fecha de inscripción : 29/11/2012
Edad : 23
Localización : España, Galicia, Ourense

Ficha de Personaje
Gremio: La Hermandad Oscura La Hermandad Oscura
Afiliciación: Ninguna
Nivel:
1/1  (1/1)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Un nigromante vuelve a la acción (Misión rango D)

Mensaje  Cmatagar el Vie Ene 18, 2013 3:50 pm

Durante un largo tiempo el nigromante fue el encargado de crear pociones y venenos para sus aliados en la hermandad oscura. El trabajo era fácil y bien remunerado dándole muchas horas libres en las que leer y practicar su magia y mejorar su forma física pero Matanza no quería vivir así hasta el fin de sus días. Una mañana dijo hasta aquí he llegado y fue a por Arduz para trabajar de verdad. El líder reacio a la oferta le intentó persuadir con elogios como "tu mente y cuerpo no debe dedicarse a estas banalidades" pero el nigromante lo tenía claro el ingresó para matar no para estar encerrado en un santuario. EL contrato que le dio fue uno difícil pero ayudado por un miembro iban a acabar con una organización de mercenarios-saqueadores que molestaba por la zona. El ayudante era Virent Artierni el hombre que le producía una extraña sensación al conocerlo y ya sabía por que, era un hijo de la noche, una bestia antropófaga sedienta de sangre, un nosferatu, un vampiro. Estos seres se creen extintos en la actualidad pero en esta época había los suficientes como para recordarlos. Virent era un ser encantador y amable, al menos con sus hermanos, de aspecto delgado y de estatura normal, de tez pálida y pelo largo atado con una coleta con un peculiar estilo de combate, los vampiros son capaces de atraer la sangre, este mejoró esta técnica a base de esfuerzo siendo capaz de hacer que un hombre se desangre con un rasguño en cuestión de segundos usando las uñas aumentadas de tamaño y una espada corta en la mano derecha era un enemigo formidable, si te hería estabas muerto.
Sus presas se refugiaban en un fuerte abandonado no les fue difícil colarse en él, las piedras que lo componían sobresalían y la armadura mejoraba la agilidad haciendo que fuera fácil de escalar hasta para el nigromante una vez dentro fueron al cuarto del líder para acabar con el complicando así la re-agrupación de las tropas pero no fue tan fácil como creían al llegar a esta el hombre estaba despierto en su cama con una mujer de la banda. Desnudos no parecían gran cosa pero al parecer eran los dos líderes del grupo y grandes guerreros, el nigromante fue a por el hombre y el vampiro por la mujer. Llevando la mano derecha a la daga y con su bastón en la mano izquierda se disponía a pelear, el hombre desnudo llevaba una enorme hacha de guerra que no le fue difícil de usar complicándole el uso de magia al nigromante pero no lo suficiente. Usando magia de muerte el nigromante descompuso el hacha y en el acto saltó hacia su víctima apuñalando el estomago, este cayó de rodillas intentando evitar que su interior se saliera pero ya era tarde, el nigromante realizó otro corte esta vez en el cuello y su victima acabó en el suelo realizando patéticos movimientos hasta morir. Virent mató a la chica con facilidad un corte rápido y sangrándole con magia hasta que toda su sangre formó una bola flotante en su mano y posteriormente pasó a su boca, aún le dio tiempo a observar el final del espectáculo ofrecido por su compañero pero para su desgracia el ruido generado alertó a los demás.
Viéndose obligados a huir cayeron en una emboscada por un estrecho pasillo teniendo a veinte hombres en cada lado y ello en medio de miraron sonrieron y cada uno cargó con todo lo que tenía. El nigromante concentró todo su poder en su bastón y creó una nube de muerte que lanzó con un gesto de brazo a sus enemigos, al disiparse la nube los que tuvieron más suerte eran polvo o huesos, el resto eran los desgraciados supervivientes con cuerpos envejecidos de forma irregular y con ausencia de partes no llegarían muy lejos, el nigromante sabía que morirían al poco tiempo así que no se molestó en darles el golpe de gracia y se sentó a descansar y observar el otro lado. El vampiro tardó más en hacerlo, se cortó de la palma de la mano con sus uñas y usando su sangre como lanza mató a uno, cuantos más morían más sangre tenía y más fuerte era y al acabar absorbió toda la sangre y observó asombrado la tétrica escena que su hermano había realizado.
El nigromante estaba exhausto pero esta vez estaba preparado y trajo una poción de maná que le permitió recuperarse. Al llegar y contarle a Arduz sobre su misión se quedó maravillado y comprendió que el talento del nigromante iba más del plano intelectual, fue exento de responsabilidades y aunque seguía haciendo pociones fue la aprendiz d Arduz Alice quien ocupó su lugar. Con esta misión el nigromante se sintió mucho más poderoso y había hecho un nuevo mejor amigo Virent del cual estarán unidos por casi toda la historia.
8 puntos obtenidos

Ataque / 44 = 44

Defensa / 30 + 5 = 35

Velocidad / 30= 30

Inteligencia / 44 = 44

Resistencia / 27 + 3 = 30

5.000 Jewels
avatar
Cmatagar
Aprendiz de Mago

Mensajes : 38
Puntos : 62
Fecha de inscripción : 29/11/2012
Edad : 23
Localización : España, Galicia, Ourense

Ficha de Personaje
Gremio: La Hermandad Oscura La Hermandad Oscura
Afiliciación: Ninguna
Nivel:
1/1  (1/1)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El oscuro pasado del nigromante (rol)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.